Job

He terminado de leer el Libro de Job, lo que se sabe es que es el primer libro escrito de la Biblia. El autor es Job, el origen de Job no se sabe aunque se define como de la tierra de Uz. Como lo definió un escritor ¨Nadie sufrió más, nadie lo mereció menos¨, este libro trata sobre las pruebas que le sobrevinieron a Job y las diferentes teologías concerniente al sufrimiento, que fueron expuestas por sus amigos; el problema de sus amigos es que sus posiciones del sufrimiento no son aplicables a Job, ellos están errados, porque el origen de las pruebas y sufrimientos de Job están directamente sujetas a la soberana voluntad del creador y no tienen nada que ver con el comportamiento o moralidad de Job. Aún en le actualidad estas teologías erradas del sufrimiento concerniente a los hijos de Dios son sostenidas por gran parte de la cristiandad, mucho más incrementado con la teología de la ¨sanidad divina¨.

Quiero resaltar una frase que encontré de uno de los amigos de Job y hacer un desgloso y aplicación comtemporánea a esta frase; esta expresión me llamó la atención el día que la leí.

¨…Heme aquí en lugar de Dios…¨

Puede existir a lo menos dos connotaciones en la actitud que refleja esta expresión.

  1. Connotación positiva. (ésta no es la del amigo de de Job).
  • Cuando reflejamos el carácter de Dios en nuestras vidas por medio de nustras acciones hacia nuestros semejantes.
  • Cuando podemos restaurar al hermano que ha caido.
  • Cuando tendemos una mano amiga sin prejuicios al que necesita ser amado.
  • Cuando damos de comer y beber a nuestros enemigos. (Teniendo en cuenta que cada creyente en Jesucristo era enemigo de Dios en su mente, aunque Él nos amó así y nos reconcilió con Dios)
  • Cuando usamos nuestras manos para compartir con el que padece necesidad.
  • Cuando vestimos al desnudo, alimentamos al hambriento y visitamos al enfermo.
  • Cuendo enseñamos la palabra de Dios a nuestros semejantes.
  • Cuando compartimos el amor de Dios no solo en palabras sino en hechos.
  • Cuando intercedemos a Dios por el favor de otros.
  • Cuando hacemos bien a los que nos ultrajan, aborrecen y menosprecian.

2. Connotación negativa. (Ésta es la de Eliud el amigo de Job)

  • Cuando pensamos que manejamos todo el consejo de Dios y por lo tanto hacemos de nuestra posicion la misma de Dios.
  • Cuando atribuimos a otros nuestro dictamen intencional.
  • Cuando juzgamos y condenamos.
  • Cuando creemos que tenemos dominio sobre nuestros semejantes.
  • Cuando abusamos en la posición en que estamos.

El mejor ejemplo de ¨Heme aquí en lugar de Dios¨ es Jesucristo. Sigamos el modelo perfecto y reflejaremos realmente la connotación positiva de esta expresión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: